Palabras de apertura del Director Ejecutivo a la segunda reunión de la Junta Ejecutiva

Discurso pronunciado el lunes 13 de noviembre de 2017

Es un honor y un placer estar aquí en esta capacidad oficial por segunda vez. Si recuerdas, mi primera vez fue literalmente días después de haber recibido este honorable puesto el 5 de abril. Eso fue hace poco más de siete meses, de los cuales de esos siete meses he estado en Roma tal vez 50 días.

Sra. [Amina J.] Mohammed y yo estábamos compartiendo notas hace un rato; Creo que nos cruzamos en el avión en el aire todos los días o todas las semanas. En este mundo hay tanta tragedia. Incluso esta mañana, cuando pensamos que podríamos estar dejando atrás una tragedia o un desastre natural, otra nos mira a la cara como en Irán, donde se ha informado que más de 300 personas han muerto a causa de un terremoto. Y nunca termina.

Alguien en la reunión de personal de la semana pasada estaba hablando de Jim Morris, quien fue el Director Ejecutivo hace años, y todos estaban muy preocupados por lo que pasaría si tuvieras dos L3 al mismo tiempo. Y ahora tenemos siete L3 al mismo tiempo, en un mundo que está en conflicto más que en cualquier otro período desde la creación de las Naciones Unidas.

Había planeado pasar de cuatro a cinco horas ayer por la tarde para trabajar literalmente en mi charla de esta mañana, y solo para volver a tener una reunión de emergencia en conferencias telefónicas toda la noche en Yemen y sus alrededores, sobre los problemas agravados allí . Así que, por favor, discúlpeme si no soy tan fluido como lo haría normalmente. Quiero decir esto: regresé de Nueva York, me reuní con el Secretario General y también conocí a la Sra. Mohammed y muchos de los otros líderes, y tuvimos una semana tremenda discutiendo la reforma de las Naciones Unidas.

La historia se repite

¿Quién hubiera pensado que estaríamos lidiando con tanta miseria hoy? De hecho, fue en 1962 cuando comenzó el Programa Mundial de Alimentos y fue a causa de un terremoto en Irán, así que aquí estamos ahora, 55 años después. La historia se repite de alguna manera, pero la forma en que el PMA comenzó en condiciones de emergencia, solo que ahora es un juego de pelota completamente diferente porque el 80 por ciento de nuestro financiamiento ahora está en zonas de conflicto creadas por el hombre. Diecinueve países en conflicto prolongado. Y esto es devastador.

Cuando asumí esta responsabilidad, como dije en abril, ¿quién asumiría este rol con Estados Unidos hablando de reducir a cero su financiamiento, la peor crisis humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial, quién querría ese trabajo? Pero por eso estamos aquí. Y vamos a tener una semana ocupada, una semana muy productiva donde hay planes estratégicos de país o planes interinos, la Hoja de Ruta Integrada, los diferentes temas de los que estaremos hablando, personal nuevo, transparencia, rendición de cuentas, todo en los documentos. que retomaremos durante los próximos cuatro días, lo que con suerte permitirá al Programa Mundial de Alimentos posicionarse para lograr sus objetivos.

Se ha transformado a lo largo de las muchas décadas, porque debemos estar listos para reformar y ajustar en consecuencia porque los conflictos son diferentes. Los problemas son diferentes. Ya no se trata simplemente de venir unos meses, lidiar con un problema y marcharse. Ahora está sobre el terreno en países como Siria, Yemen o Somalia, durante años y años. Entonces, ¿cómo tomamos los dólares humanitarios y los convertimos en oportunidades de desarrollo? ¿Cómo podemos hacer más con menos? ¿Cómo nos volvemos más eficientes?

Creo que el Programa Mundial de Alimentos está bien posicionado. Mientras las Naciones Unidas hablan de reforma, somos el modelo de cómo pensar fuera de la caja, cómo abordar realmente el nexo entre el lado humanitario y el lado del desarrollo. Podremos mostrar ejemplos en los que tengamos esos éxitos que pueden ser modelos para la industria de las Naciones Unidas en todo el mundo.

“Estados Unidos se ha intensificado”

Mi primer objetivo cuando asumí este cargo fue hacer todo lo posible para aprovechar todas mis relaciones históricas en los Estados Unidos, para asegurarme de que no perdiéramos 2 mil millones de dólares. Creo que hoy todos podemos ver con confianza, a pesar de todas las noticias falsas o de las noticias que estén por ahí hoy en día, que Estados Unidos ha pasado de la Casa Blanca a la casa del pueblo en la Casa de los Estados Unidos y Estados Unidos. Senado de los estados.

No solo Estados Unidos no ha retrocedido, Estados Unidos ha dado un paso más. Este año podemos estar mirando entre US $ 2 y 2,5 mil millones. Digo eso porque ahora es un desafío para todos y cada uno de ustedes en esta sala, que hace solo unos meses estaban expresando su profunda preocupación por los Estados Unidos. El pueblo estadounidense está hablando y hablando muy claramente de que no retrocederá en su compromiso con la paz mundial y el sector humanitario y de desarrollo.

Como les he dicho a ustedes ya muchos de mis amigos en Washington que si quieren gastar otro medio billón de dólares en el ejército, entonces recorten el Programa Mundial de Alimentos, porque somos la primera línea de ofensiva y defensa contra el extremismo. Porque estamos en el juego. Estamos marcando la diferencia con cada niño, ya sea en una zona asolada por la guerra, un área afectada por la sequía, debido al cambio climático que ahora los extremistas agravan y aprovechan … lo que nos llevará a la región del Sahel que necesitamos para discutir. Es un día diferente.

Entonces, ver a los Estados Unidos intensificando, pero ahora otros países. Mi pregunta para usted es: ¿Qué podemos hacer juntos para alinear estratégicamente a los donantes tradicionales para poder dar más? ¿Y por qué dar más? Porque la pregunta que tengo que hacer es, ¿creemos en lograr realmente el hambre cero? Desafío a todos y cada uno de ustedes sentados en esta sala, si realmente están comprometidos con ese objetivo, entonces debemos tener parámetros medibles, puntos de referencia y un plan de acción para lograrlo. Y se necesitará más dinero.

Los recursos no son suficientes

Entonces, en los últimos 7 meses he viajado a más de 25 naciones, más de 200 reuniones en capitales, creo que varios cientos de reuniones con Representantes Permanentes aquí en la ciudad, 160 reuniones extrañas en el campo. Los próximos 12 meses, para lograr el objetivo 2, ¿cuál será cómo conseguiremos que los donantes tradicionales den un paso más? Porque tenemos una financiación de 6.000 millones de dólares. Este año estamos considerando la posibilidad de US $ 6,8 mil millones, de los cuales parte de ese dinero se gastará en 2018/2019, recursos sin precedentes, pero no es suficiente cuando se analizan las necesidades de 109 millones de personas al borde del hambre.

Podemos llegar a 80 millones y de esos 80 millones, que no son raciones completas, llenas tal vez la mitad y la mitad tal vez la mitad. Entonces, apenas estamos manteniendo a la gente con vida. Estamos evitando la hambruna hoy, pero aunque hemos evitado la hambruna, el número de personas hambrientas ha aumentado, ha aumentado, ha aumentado. Es por eso que debemos prestar atención, ante todo, a resolver los conflictos provocados por el hombre. Debemos poner fin a estas guerras. Todos los que estamos en esta sala debemos aprovechar todas y cada una de las relaciones que tenemos para abordar algunos de estos conflictos desde una perspectiva regional.

Como discutimos la semana pasada en Nueva York, podemos tener la mejor estructura posible, pero si tenemos a las personas equivocadas, no funcionará. O podría tener la peor estructura con las personas adecuadas y puede funcionar. Pero, ¿por qué no tener la mejor estructura con las personas adecuadas y la financiación necesaria para que podamos alcanzar los objetivos? Trabajaremos en algunos de los diferentes y variados problemas a medida que las Naciones Unidas se transformen en los próximos años para enfrentar los desafíos.

Millennials hartos del conflicto y la división

Tengo esperanza a pesar de todos estos conflictos. ¿Por qué? Porque creo que hay una población milenaria que está harta de este conflicto y división en todo el mundo. Nos acercaremos a los donantes tradicionales para obtener más dinero … sentados en esta sala mientras miro al Reino Unido y Alemania, que se han ido intensificando cada vez más … y muchos de ustedes no pueden dar dinero, pero pueden brindar experiencia y ayuda para asociarse con nosotros en su región y puede ayudar en conflictos en su región.

Pero si bien queremos buscar más dinero, yo diría que al menos mil millones de dólares más, tal vez 2 mil millones de dólares de los donantes tradicionales. Quiero alinear a todos los países que tradicionalmente le han dado dinero a sus intereses, por ejemplo, como Canadá. Canadá tiene un gran interés en las escuelas, la educación y la paridad de género.

Ahora no puedo pensar en un programa más poderoso en ningún país del mundo que aborde la paridad que un programa de alimentación escolar. Porque sabemos lo que pasa cuando una niña termina en un programa de alimentación escolar. Retrasan el matrimonio y sus tasas de ingresos aumentan y la otra lista de beneficios positivos consecuentes es interminable. Entonces, me gustaría ir a Ottawa y presentar el caso a los líderes allí: ¿creen en estos objetivos sostenibles? Si es así, necesitamos más fondos para la alimentación escolar para abordar la educación y la paridad de género. Ese es solo un ejemplo de cómo debemos pensar, de modo que los países estarían mejor alineados.

La Federación de Rusia. Me he reunido con los líderes de Rusia para discutir dónde podemos realinear los intereses de Rusia. China. A medida que pasamos por cada país aquí, ¿cómo podemos alinear los intereses, geopolíticamente de manera que los países den más? ¿Cómo llegamos a esos 2.000 millones de dólares adicionales?

“Tenemos que llevarlo al siguiente nivel”

El Programa Mundial de Alimentos ha realizado un trabajo eficaz en la recaudación de fondos, pero tenemos que llevarlo al siguiente nivel, basándonos en el pasado pero remodelando la forma de pensar de lo que debemos hacer. Por lo tanto, en el próximo año planeo estar en más capitales, reuniéndome con los legisladores. Tenemos que defender a los responsables de la formulación de políticas que se apropian de los fondos para mostrarles por qué les conviene a ellos, a la seguridad nacional y a la bondad de la humanidad invertir en el Programa Mundial de Alimentos y lo que significa para el futuro. Porque sabemos lo que sucede en determinadas regiones del mundo cuando las ignoramos. Vas a pagar por ello de una forma u otra. ¿Por qué no pagarlo al principio y hacerlo bien?

Otras oportunidades de recaudación de fondos en fuentes no tradicionales como el sector privado y luego el mundo digital con los millennials. Ya me has escuchado mencionar esto. Planeamos alinearnos estratégicamente en esa esfera. Creemos que el Programa Mundial de Alimentos está bien posicionado. Bueno, todo el mundo quiere más dinero de los millennials, aprovechando las redes sociales. Pero no somos cualquiera, somos el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas.

Cuando nos ponemos de pie, nos mantenemos erguidos, nos ponemos de pie con una visión y nos ponemos de pie con compasión y nos mantenemos con la esperanza de lograr los objetivos, y no creo que haya nadie que nos rechace cuando vean lo que queremos. hacer porque somos el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas. Y nuestra meta y objetivo es acabar con el hambre en el mundo. ¿Cómo te gustaría ser parte de ese sueño?

Entonces, queremos aprovechar la experiencia en las redes sociales, Facebook y Google y la lista continúa, las Amazonas para abordarlas para ayudarlas a alinearse con nosotros para que podamos lograr los objetivos. Imagínese si tiene mil millones de millennials dando solo un dólar cada uno o dos dólares y pueden ver al niño, ya sea en Sudán del Sur o en la cuenca del lago Chad, sabiendo que si ayudan a ese niño, el padre de ese niño no puede ser presa de extremistas que intentan reclutar utilizando la comida como arma de guerra mientras nosotros intentamos utilizar la comida como arma de paz. Estamos usando la comida como un arma para unir a las personas, no para crear divisiones como se ve en la República Democrática del Congo.

La paz puede ser un legado

Cuando me reuní con el presidente Kabila hace unas semanas, suplicándole. Ya sea que su mandato termine en 6 meses, 12 meses o 18 meses, su legado debe definirse en los próximos 12 meses trayendo la paz a su región, uniendo a las tribus y utilizando el Programa Mundial de Alimentos como una forma de unir tribus, utilizando alimentos para niños, comunidades y tribus de forma positiva.

Sabes lo que sucede cuando entramos en estos países con todo el conflicto, este grupo dice que el Programa Mundial de Alimentos está ayudando más a ese grupo, ese grupo dice que estamos ayudando más a ese grupo. Y no lo somos. Somos neutrales porque queremos usar la paz, usar la comida como una forma de unir a las personas.

Por eso, el mundo digital crea enormes oportunidades. Sí, para recaudar dinero, pero también para ayudarnos a lograr el objetivo 3. El objetivo 1 es asegurarnos de que Estados Unidos cambie ahora. el objetivo 2 es lograr que otras naciones del mundo den un paso más; el número 3 es la reforma que se necesita. Una de las mejores cosas de venir aquí al Programa Mundial de Alimentos fue que me di cuenta rápidamente de que tenemos un equipo increíble. ¿Eso significa que somos perfectos? No, siempre hay margen de mejora. Entonces, mientras las Naciones Unidas se están reformando, ¿cómo lo hacemos? ¿Qué necesitamos hacer mejor?

La tecnología será una de esas áreas. Acabamos de ser calificados como una de las principales entidades del mundo en innovación. Ya sea que esté hablando de la tecnología blockchain que estamos usando, y a medida que ingresamos a una esfera completamente nueva de transformación y transferencias de productos básicos y en efectivo, ahora estamos usando mil millones de dólares en transferencias en efectivo. ¿Cómo usamos la tecnología blockchain para ahorrar costos? Creo que lo que estamos viendo ahora es un ahorro de costos del 3 por ciento solo mediante el uso de la tecnología blockchain. Un ahorro del tres por ciento es mucho dinero. Al igual que estamos hablando de reducir la tasa de ISC del 7% al 6,5%. Bueno, eso significa un 0,5 por ciento más de dinero para los beneficiarios.

La innovación es fundamental para nuestro trabajo

Las historias de éxito que ya estamos viendo en el Sahara son tremendas, y podría seguir y seguir con una lista de tantas historias de éxito en el mundo innovador. Nuestro centro Innovation Accelerator en Munich, tenemos 30 proyectos de vanguardia en 20 países en este momento; 700 empleados del Programa Mundial de Alimentos han participado activamente.

Digo eso porque esto es lo que realmente me parece genial de nuestro equipo. Saben por cada lugar que ahorramos un dólar, dos raciones. Dos raciones en zonas de guerra, tres raciones en zonas de no conflicto. Esa es la mentalidad. Entonces, ya sea que se trate de forraje para animales que ha mejorado la leche del ganado en el desierto del Sahara debido a la hidroponía, que es un aumento del 200 por ciento, o la tecnología blockchain que estamos usando en los campos de refugiados sirios, la lista continúa. .

Pero de manera más sustantiva, mientras discutimos qué modalidad es la mejor en este país o en ese país, le pedimos que permita que el Programa Mundial de Alimentos trabaje en conjunto para determinar qué modalidad es la mejor y más efectiva en cada país. Muchos de ustedes se han adherido al concepto de Grand Bargain.

Líbranos de las regulaciones y queremos supervisión, queremos transparencia, queremos rendición de cuentas, pero no nos agobien con demasiada burocracia y regulaciones. Como tú y yo hemos discutido. usted nos ha pedido, en las Naciones Unidas nos ha pedido, en las agencias con sede en Roma que trabajemos juntos, pues lo estamos. Ahora les estoy pidiendo a ustedes, a los donantes y a los países que trabajen juntos de manera más eficaz porque ahora creo que, al observar la dinámica regional, es un mundo diferente.

Necesito ser creativo constantemente

He escuchado de muchos donantes, desde primeros ministros hasta presidentes y líderes del parlamento, que señalarán un país y dirán: “Hemos puesto cientos de millones de dólares en este país y tenemos poco que mostrar”. Entonces, tenemos que repensar y como la Sra. Mohammed y yo estábamos hablando antes y la semana pasada, dije que el Programa Mundial de Alimentos, siempre estamos fuera de la caja, siempre estamos pensando en ser más creativos.

Me han oído hablar, por ejemplo, de la zona de Tigray en Etiopía o la región de Somalia. Estos son solo ejemplos clásicos de lo que hemos hecho bien y de lo que no hemos hecho tan bien. US $ 170 millones gastados en el área de Tigray durante un período de diez años que resultó en ¿qué? No solo salvando vidas, sino ahora produciendo medios de vida en un área que tenía un paisaje lunar; ahora, si observa imágenes de satélite, cultivos, ganado, producción, éxito y ya no financia el Programa Mundial de Alimentos como antes.

Ese es el tipo de éxito que nos dará hambre cero para 2030. Por otro lado, hemos gastado 1.200 millones de dólares en la región somalí de Etiopía durante los últimos 10 años, y dime qué tenemos para mostrar ¿para ello? La gente se ha mantenido viva. No hay suficiente dinero para que logremos el hambre cero simplemente manteniendo a las personas con vida sin un desarrollo sostenible.

Usted y yo ya hemos comenzado esta discusión sobre la importancia de tomar el dólar humanitario en estas áreas prolongadas de sequía o conflicto y utilizarlo de tal manera que cada dólar que recibamos … He desafiado a mi equipo a pensar en ello con las mejores prácticas que tenemos en todo el mundo y presentamos oportunidades y soluciones de desarrollo.

“Nos buscan para que les demos ideas y esperanza”

Por ejemplo, el año pasado, 2016, 10 millones de personas en 52 países participaron en programas de alimentos por activos construyendo puentes, carreteras y escuelas, y la lista sigue y sigue. Todavía no me he encontrado, ya sea un refugiado o un desplazado interno o alguien en una zona afectada por la pobreza, que no quisiera mejorar su medio de vida para su familia y su futuro. Nos buscan para que les demos ideas y esperanza.

Como le dije al Sr. Graziano da Silva en la región de Somali, donde alimentamos a 3.3 millones de personas, 2 millones o más de ellos eran adultos sanos que quieren cambiar su paisaje como Tigray.Así que necesitamos repensar el enfoque humanitario allí y entender dónde está el nexo humanitario con el desarrollo aprovechando el capital humano que quiere mejorar sus medios de vida y condiciones, para que no caigan presa del extremismo como Al Shabaab y Boko Haram y ISIS y Al Qaeda, que se están moviendo más profundamente e infiltrándose en la región del Sahel.

Sra. Mohammed preside este grupo del grupo de trabajo del Sahel. Tenemos que considerar ahora un concepto más regional, no solo una nación. ¿Qué podemos hacer juntos de manera más eficaz en Somalia, en el noreste de Nigeria, en Chad, en Mali y la lista continúa? ¿Cómo lo hacemos de manera más eficaz? Porque si no lo hacemos, como les hablo a las naciones europeas, hay una infiltración agresiva absoluta aprovechando la sequía y la zona desestabilizada para continuar la desestabilización de tal manera que habrá migración y con esa migración -como he dicho y creo que Associated Press publicó este fin de semana en el Washington Post: hará que lo que vemos hoy en Europa en términos de actividad terrorista parezca un picnic.

Por lo tanto, debemos adelantarnos a la curva. Necesitamos pensar a largo plazo. La región del Sahel es un área donde debemos pensar de manera más estratégica. El año pasado, trabajamos con 1,5 millones de pequeños agricultores para acceder a los mercados comerciales. El año pasado adquirimos 2 millones de toneladas de alimentos de 74 países en desarrollo por valor de mil millones de dólares. Comprende la dinámica de eso cuando compramos, producimos y brindamos apoyo a los mercados en los países en desarrollo.

El PMA alimenta directamente a 16 millones de escolares

No se trata solo de proporcionar alimentos para mantener con vida a las personas, también está desarrollando la sostenibilidad de los medios de vida. Hemos ayudado a los agricultores a abastecer escuelas que ofrecen comidas en 45 países, mientras que nosotros, en el Programa Mundial de Alimentos, alimentamos directamente a 16 millones de escolares. Estamos trabajando con naciones de todo el mundo para programas de alimentación escolar que afectan a más de 45 millones de niños. Y por eso tenemos la esperanza de poder hacer el desafío, como en McGovern / Dole, planeamos hacer el desafío en los Estados Unidos para duplicar, triplicar, pero no solo en Estados Unidos.

Cada uno de ustedes en esta sala, quiero escuchar de ustedes cómo pueden aprovechar nuestra voz para venir a la capital de su nación y presentar el caso a sus legisladores para que aumenten más dinero en general para que podamos abordar los Objetivos de Desarrollo Sostenible a los que todos aspiramos para 2030? Pero si no ponemos nuestro dinero donde está la boca, es solo hablar.

Y por eso el Programa Mundial de Alimentos, esperamos que esta reforma de Naciones Unidas que se lleva a cabo nos dé mayor credibilidad para lograr mayores objetivos. Pero al mismo tiempo, como saben, en el Programa Mundial de Alimentos no esperamos a nadie. Seguiremos avanzando y seguiremos brindando modelos de oportunidad que creo que las Naciones Unidas pueden replicar.

Ha sido muy emocionante ver a nuestro mejor equipo en Nueva York, en el campo, aspirando a hacer cambios que impactarán al mundo y por eso estamos deseando trabajar juntos. Sé que probablemente necesite terminar ahora. Pero de vez en cuando, mientras hablábamos de la transformación, podíamos hablar de eso o de lo que estamos haciendo en el campo en muchos lugares diferentes durante todo el día, porque ahí es donde me emociono mucho.

Habrá planes de acción para la paridad de género

Porque quiero planes de acción en todos los países, trabajar con los planes estratégicos del país y lo que vamos a hacer, y entender hacia dónde vamos en el futuro, cómo llegamos allí, cuáles son los medibles? Y quiero decir eso porque solo en los últimos países en los que he estado … por ejemplo, la República Democrática del Congo o la República Centroafricana, cuando me reuní con el personal, dije ¿cuál es su paridad de género? En el campo, fue 80/20. ¿Cómo se llega a 80/20 a menos que no esté totalmente preocupado por la paridad de género? Por lo tanto, estableceremos objetivos y puntos de referencia para cada país, siendo realistas al panorama.

Pero en todos los países a los que voy, tengo una reunión privada con nuestro liderazgo, por lo que el Director Ejecutivo pasa al director regional y al director de país. Quiero metas, quiero objetivos y quiero medibles y quiero ver un plan de acción. Voy a comprobar cada pocos meses, dónde estás, cómo te va, qué necesitas? De lo contrario, la paridad de género es solo otra aspiración o exasperación de las Naciones Unidas por no lograrlo. En las Naciones Unidas, ¿seguimos hablando de esto? ¿Cuánto tiempo lleva Naciones Unidas hablando de paridad de género? Al menos unos años. Décadas.

En el Programa Mundial de Alimentos, hablaremos del Sr. [Ramiro] Lopes da Silva más tarde, no ahora. Más tarde nos divertiremos con el Sr. Lopes da Silva. Cuando estábamos en la entrevista para esta publicación, cuando entré, sin entrar en un número específico, había entre los subdirectores ejecutivos, había un 20 por ciento de mujeres, eso sería una de cada cinco.

Bueno, ahora tendremos cuatro, tendremos dos de cada cuatro, 50 por ciento, así que hemos pasado del 20 por ciento al 50 por ciento en solo unos meses. Y ahora todos podrán conocerla más tarde. Ella era nuestra directora regional. A medida que avanzamos en el proceso y seleccionamos a todos los candidatos de todo el mundo, tuvimos algunos candidatos increíbles de todas partes: desde el Reino Unido hasta los Estados Unidos, la lista continúa, desde Jordania y Alemania y dije, Dios mío , los necesitamos a todos. Así que me senté con tres de ellos y les dije que necesitaba a tres de ustedes ahora mismo. Dije: “¿Qué es más importante, un título o una causa?” Debido a que enfrentamos tantas calamidades, tantas L3, no podemos manejar más sin fortalecer el equipo.

Tenemos que estar preparados desde arriba hasta abajo. Tengo que tener hombres y mujeres más experimentados y de clase mundial en la cima porque ya no podemos estar delgados sin tener lo mejor de lo mejor. Entonces estos tres serán su equipo, trabajando juntos sin preocuparse por el ego. Solo puede haber un DEA, pero habrá un equipo.

“Quiero empujarlos y empujarlos y ver cómo se defienden”

Podría tener el título de Director Ejecutivo, pero soy un sirviente, como dije, soy la animadora, no la líder. Sí, tengo que tomar decisiones finales con respecto a muchas cosas, pero cuando estamos sentados en esa mesa todos somos iguales. Presiono y nuestro grupo de liderazgo puede decirles que me gusta desafiar. Diré cosas en las que no creo necesariamente, pero quiero presionarlos y presionarlos y ver cómo se defienden. Porque se les ocurrirá una idea y yo les diré: “Ésa es la forma de pensar”.

A medida que el Programa Mundial de Alimentos se posiciona para el futuro, tenemos que posicionar a los equipos que necesitamos para lograr los objetivos, no solo en modo de crisis. Ya que realmente vamos a transformar el sistema impulsando ese nexo de humanitarismo y desarrollo, una transformación con productos básicos y transferencias basadas en efectivo, en áreas muy delicadas y peligrosas.

Necesitamos lo mejor de lo mejor en los programas de alimentación escolar, en los programas de alimentos por activos, para llevarlo al siguiente nivel. Queremos que cada uno de nuestros niños esté en un programa de alimentación escolar sin importar en qué parte del mundo se encuentren. Queremos que cada uno de los beneficiarios capacitados participe en un programa de alimentos por activos. Creemos que el hambre cero es un objetivo noble y es la oportunidad y el derecho para que todos los niños del mundo crezcan alimentados, sin retraso en el crecimiento ni sobrepeso debido a una nutrición inadecuada. Por eso, nuestro equipo trabajará en conjunto por la seguridad alimentaria, para acabar con el hambre, la nutrición y el desarrollo sostenible.

Las comidas escolares fueron un camino hacia el éxito

Y entonces, señor presidente, quiero terminar con esto último, ha escuchado esta última pequeña historia. Algunos de ustedes han oído hablar de Paul Tergat, un keniano. Me escribió hace solo un par de semanas mientras estaba en el campo.

Cuando era un niño hambriento, Paul había recibido comidas escolares del PMA, y escribió que las comidas escolares no solo se convirtieron en una gran motivación para asistir a la escuela todos los días, sino que “también me abrieron el camino hacia mi máximo éxito en la vida”.

Paul es el nuevo presidente del Comité Olímpico Nacional de Kenia. Dice, gracias al PMA, “mi vida cambió para mejor y para bien”. Estas son las historias que queremos en todo el mundo. Estas son las historias que podemos lograr si trabajamos juntos.

Luchemos contra lo que sea que tengamos que luchar en esta sala para mejorar no por ego sino por objetivos. Creo que trabajando con el liderazgo en Nueva York con la Sra. Mohammed y António Guterres, gente increíble, y con ustedes en esta sala con la experiencia en el sector de la seguridad alimentaria, el Programa Mundial de Alimentos está posicionado para cosas más grandes, acabar con el hambre, acabar conflicto, cambiando el mundo para un día mejor.

Entonces, señor presidente, con esto finalizan mis comentarios y espero responder a cualquier pregunta más adelante.